Páginas vistas en total

Gazte euskera

2012-05-24

Gato de la surte ( Maneki-neko )

Soy uan figura de un gato dorado, anque tengo miles de versiones, puedo ser alto gordito de diversos colores, etc... Tengo un collar con un cascabel que se cree que ahuyenta los malos espíritus. Pertenezco a la raza bobtail japonés, y estoy en una pose de llamada, no de saludo como piensa todo el mundu.
Antiguamente, era de porcelana, pero actualmente también puedo ser de plástico.
Mi función principal es de dar un mensaje de " Entra, por favor, eres bienvenido", cuando entra gente en tiendas, restaurantes y otros comercios chinos o japonese. Pero también puedo ser utilizado como pisapapeles, y en extremo puedo jugar al piedra, papel y tijera.
Mi forma es de un gato rechonto que levanta la pata izquierda invitando a al gente en los negocios y tiendas en la pata derecha una moneda antugua japonesa llamada " Kobau"
Suelo estar en la entrada de los restaurantes, moviendo mi patita izquierda, arriba y abajo, y no me canso nunca. No soy caro, pero mi precio cambia dependiendo de mi tamaño y color.
En mi caso, soy blanco, que significa: " pureza, cosas buenas por venir"; pero el mejor es el tricolor ( blanco, negro y naranja ).
No se sabe realmente cuándo fui invetad, hay gente me sitúa el siglo XVII en un templo, pero también puedo ser inventado en cualquier aldea japonesa.
Mi forma y fugura no ha variado mucho en todo este tiempo, será que soy muy mono.

Me gusta... No me gusta...

         Me gusta quedar con mis amigas, Janire y Nahia, en el parque de Ventas, comer pipas tijuana y reírme con los chistes mas simples. Me gusta tener las uñas pintadas de muchos colores diferentes, encender el ordenador y hablar por tuenti, escuchar música romántica y cañera.
Me gusta ver la tele cuando hay series divertidas y te hacen poner una sonrisa en la boca. Me gusta dibujar mariposas brillantes, ganar en el parchís y mirar un atardecer en la playa de Hondarribi.
      

         No me gustan las personas agrsivas, las comidas con muchas calorías, los moviles que no resisten el agua, los libros de más de 500 páginas, los colores pálidos de un niño enfermo, los que tiran lo plásticos en un contenedor equibocado. No me gustan los chicles que se quedan sin sabor en 5 minutos, los rotuladores que no pintan. Odio la corteza de la rebanada de molde, los calcetines tirados en la alfombra y las playeras blancas de gimnasia.